• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
16 Sep 2016

Así se vive un programa de inmersión en Silicon Valley


20160528_102912

El próximo 7 de noviembre partirán hacia Silicon Valley (Estados Unidos) una decena de empresas que aún no han sido seleccionadas. Durante doce días, descubrirán cómo funciona el ecosistema emprendedor de esta ciudad norteamericana, que se sitúa a la cabeza del mundo en innovación tecnológica, y tendrán la posibilidad de evaluar sus posibilidades reales para acceder a este mercado. La expedición la organiza el Spain Tech Center (STC) de San Francisco y la promueven Red.es, ICEX y Banco de Santander.

Las startups españolas interesadas aún están a tiempo de optar al viaje, ya que el periodo de inscripción permanece abierto hasta el 23 de septiembre. Las empresas elegidas recibirán dos jornadas de formación preparatoria en Madrid, el 20 y 21 de octubre, que resultan vitales. En San Francisco, además de visitar y conocer el funcionamiento de compañías emergentes y otras ya consagradas, afrontarán una agenda propia de encuentros con posibles clientes y partners.

Para comprender mejor cómo funciona este programa, desde unblog enred.es hemos querido acercarnos a tres de las empresas españolas que el año pasado se beneficiaron de él: Touchvie, InsightMedi y ezzingSolar.

Touchvie y su lanzamiento en EEUU

Carlos Echalecu viajó en 2015 como fundador y director financiero de Touchvie. Se trata de una plataforma de descubrimiento contextualizada alrededor de películas y series, donde puedes saber cualquier cosa en tiempo real sobre cualquier objeto que aparezca en pantalla (moda, localizaciones, actores, música… y así hasta 20 categorías). “Te permite ir más allá de la pantalla y descubrir, aprender, compartir, guardar e incluso comprar lo que estás viendo”, explica.

EEUU era un mercado de presencia obligada para un proyecto como Touchvie, así que Carlos y su equipo organizaron su estrategia de expansión internacional para que coincidiera con el programa del STC, que ya conocían. “Asistimos David González, COO, y yo. Las dos semanas fueron de lo más intenso, ya que las agendas echaban humo. El propio programa organiza todos los días una serie de charlas con gente relevante, pero con tiempo suficiente para crear nuestra propia agenda. El ritmo es vertiginoso y la cantidad de gente que conoces, si te lo propones, es enorme. Pero los norteamericanos dan valor a su tiempo; van al grano y si algo no les interesa lo dicen claramente”, explica.

El mejor momento para Touchvie tuvo lugar en TiEcon, una de las conferencias más importantes del mundo para empresarios y emprendedores, en la que participan algunas de las mejores empresas de tecnología, las principales firmas de capital de riesgo y los mayores proveedores de servicios globales. Allí fueron elegidos como uno de los ganadores entre más de 2.000 proyectos. “Participar en el programa nos ratificó muchas cosas y nos ofreció una percepción mucho más clara en cuanto a los tiempos a manejar, con el correspondiente impacto en el desarrollo de producto/plataforma, maduración del mismo a la hora de exportarlo, estrategia de inversión y expansión internacional”.

En la actualidad, mantienen el contacto con varias personas que conocieron durante el viaje y ya planifican el lanzamiento de su plataforma en EEUU, con una agencia de comunicación que conocieron en San Francisco. También siguen conversaciones con fondos de capital riesgo y compañías tecnológicas establecidas en Silicon Valley.

“Fue una experiencia muy enriquecedora y un constante aprendizaje, con muchas lecciones sobre lo que hacer y unas cuantas, también, sobre lo que no hacer. A los que sopesan participar en la próxima edición, les diría que hagan sus deberes previamente, que sean realistas manejando expectativas y que hay que estar maduro para ir allí”, apostilla.

Primer contrato de ezzingSolar en EEUU

Víctor Sancho, director de Marketing y Ventas Internacionales de ezzingSolar, también participó en la última experiencia de inmersión. Su compañía mejora la eficiencia en la venta y realización de instalaciones solares en tejado, a través de su plataforma tecnológica. Decidieron participar porque “Estados Unidos es uno de los tres mercados más grandes del mundo de energía solar; especialmente California. La energía solar está atravesando un boom en Estados Unidos y ya estamos preparando la empresa para abrir oficinas comerciales allí”.

Víctor también subraya la importancia de organizar bien la agenda propia durante el viaje. “Por las mañanas aprovechábamos para visitar a posibles clientes y partners. La mayoría de los Headquarters de las empresas solares en EEUU se encuentran en San Francisco”, apunta. Pero, además de las conferencias y los workshops, alude a la importancia de haber coincidido con otras doce startups españolas: “Pudimos compartir experiencias y preocupaciones de emprendedor, y darnos cuenta de que los problemas que afrontamos son muy parecidos. Y también nos dimos cuenta de que el nivel de las startups españolas es muy alto”.

Para él, los mejores momentos fueron “la visita a AirBnB y la charla con Pablo Pantaleoni, de MedTep, muy inspiradora y llena de buenos consejos. Gracias al viaje tuvimos claro que hay que tener una oficina comercial en Estados Unidos. También seguimos en contacto con las empresas que visitamos y ya hemos cerrado un contrato con una de ellas”, afirma.

InsightMedi: Nace una relación con Silicon Valley

InsightMedi es una red global en la cual profesionales sanitarios interactúan alrededor de casos clínicos reales basados en imágenes y vídeos médicos. En resumen, una suerte de Instagram enfocado a la comunidad sanitaria.

El CEO y fundador de esta empresa, Juan González, también participó en el viaje: “En Enero del 2015 llegamos a Estados Unidos con la intención de explorar el mercado y en marzo habíamos incorporado oficialmente InsightMedi en Delaware. La propuesta del STC, sin duda, representaba el programa ideal. No sólo por su duración, sino por el enfoque a negocio que basa su estrategia en ayudar a empresas españolas a establecer esos contactos iniciales en Silicon Valley. De este modo, luego podemos explotarlos según nos convenga a cada participante”.

González también subraya la dualidad de esta experiencia de inmersión: “Tiene dos caras. Una es común para todas las empresas y viene dada por charlas que imparten profesionales del mundo de los negocios de San Francisco. La otra es muy particular para cada empresa y va desde reuniones con inversores a presentaciones con potenciales clientes y/o colaboradores. El equipo del STC ayuda a cerrar reuniones, ya que sus contactos en la región están a disposición de todos los participantes”, afirma.

Juan no duda en subrayar qué es lo más importante de la experiencia vivida: “Nos ha abierto las puertas a una cantidad importante de nuevos contactos en la región, de los cuales hoy en día nos seguimos beneficiando. Cuando decidamos arrancar operaciones formalmente en Silicon Valley en los próximos meses, sabremos exactamente a quien contactar para asesoría legal, contable, oficinas, vivienda, transporte, etc. Nada de eso lo teníamos antes. Incluso los organizadores del STC continúan siendo un punto de referencia y apoyo. Ahora tenemos una relación con Silicon Valley, cuando antes no existía”, apostilla.



Los comentarios están cerrados.