• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
03 Nov 2017

Así será la televisión en 2020: El 50% de la partida por la audiencia se disputará en los dispositivos móviles


Cómo manejamos nuestro tiempo de ocio y consumimos los contenidos audiovisuales que nos ofrece el mercado constituye uno de los aspectos más revolucionarios de la transformación digital de la sociedad. De una oferta de canales regulares se ha pasado a un universo de contenidos online, en el que han irrumpido con fuerza las plataformas de video bajo demanda. Los hábitos han cambiado notablemente y la tendencia es que el espectador ve en lo que quiere ver y cuando quiere verlo.

La octava edición del informe ‘TV and Media’ de Ericsson ConsumerLab realiza una predicción que cómo será este consumo de contenidos digitales dentro de poco más de dos años, en 2020, y pone de relieve algunas realidades del presente. Para desarrollarlo, se han reunido datos de 13 países –entre ellos España– y realizado 20.000 entrevistas online. Todos los encuestados disponen de conexión a Internet de banda ancha en casa, miran televisión o vídeo al menos una vez a la semana y usan Internet a diario. De este estudio extraemos ocho claves que definen perfectamente el rumbo del consumo de contenidos audiovisuales:

1º) El 50 por ciento de toda la televisión y vídeo que se consumirá en el mundo será a través de dispositivos móviles (tabletas, smartphones y portátiles). Constituye un incremento del 85% desde 2010. El smartphone representa una cuarta parte (un aumento de casi el 160% desde 2010).

2º) La realidad virtual se convierte en la gran tendencia de futuro, con 1 de cada 3 consumidores accediendo a este tipo de contenidos. Atrae su potencial de reunir a personas de todo el mundo y crear experiencias más inmersivas.

3º) El consumo de contenidos a través de las plataformas de vídeo bajo demanda igualará a la televisión tradicional, quedando el mercado repartido en partes iguales.

4º) El tiempo dedicado a mirar la televisión seguirá creciendo. En 2017 se ha alcanzado un máximo histórico de 30 horas semanales.

5º) El consumidor está dispuesto a pagar más por los contenidos. 2 de cada 5 consumidores ya pagan servicios de televisión y vídeo bajo demanda en la actualidad. Casi un tercio (32%) prevén aumentar su gasto en este apartado el próximo año.

6º) La portabilidad evoluciona de opción atractiva a exigencia. Más de un tercio de los consumidores dicen querer acceder a los contenidos de sus plataformas cuando están en el extranjero.

7º) Los smartphones se afianzan como el principal dispositivo de ocio. El 70% de los consumidores visionan vídeos a través de él, el doble de los que lo hacían en 2012.

8º) Los jóvenes son los mayores consumidores de televisión y vídeo. Aquellos que tienen entre 16 a 19 años son los que más horas le dedican: 33 a la semana, 10 más que en 2010.Y la mitad de ellos disfruta del 60% de este tiempo a través de un dispositivo móvil.



Los comentarios están cerrados.