• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
24 Nov 2017

Black Friday, los compradores y la logística del ecommerce en España


Esta madrugada ha arrancado en España la jornada de descuentos y ofertas Black Friday, que ya puede considerarse como la más popular del año y generará unas ventas de aproximadamente 1.400 millones de euros para los ecommerce españoles, según las estimaciones que baraja Adigital. Este cúmulo de ofertas, donde sobre todo se consumen productos electrónicos y artículos de moda, se extenderá en muchos casos a todo el fin de semana y enlazará con el Cyber Monday del lunes, que se diferencia en que sólo se puede consumir vía online, mientras que el Black Friday también aglutina a las tiendas físicas.

Tanto el Black Friday como el Caber Monday representan un reto para las empresas españolas, que tienen que crear ofertas especiales y campañas de marketing. Este año está previsto que participen el 90%, frente al 80% que lo hicieron el año pasado. Esta jornada de consumo exacerbado, en la que se prevé que los españoles que participen inviertan una media de 222 € –frente a los 200 € de 2016–, constituye todo un reto para las empresas de logística, que se encuentran con un aluvión de pedidos que distribuir en un plazo extremadamente breve. Se puede citar, como ejemplo, el caso de SEUR, principal partner de Amazon, que tras el Black Friday de 2016 tuvo que organizar el reparto de un millón de paquetes en solo 24/48 horas.

Esta jornada de descuentos coincide con la reciente presentación de una nueva edición del informe sobre ‘Comercio electrónico B2C’, que elabora el ONTSI. Por primera vez este estudio incorpora un apartado específico sobre los sistemas de distribución de productos que no son susceptibles de descarga electrónica. Permite hacernos una idea de la relación que los consumidores de comercio electrónico tienen con las empresas de logística, que fallos encuentran y cuáles son sus preferencias en los envíos.

De entre los datos del informe hemos extraído cinco conclusiones sobre cómo actúan los compradores españoles frente a los servicios logísticos:

1º) El envío lo recibe el que compra: Prácticamente 3 de cada 4 compradores, el 72,8%, se encarga personalmente de recibir o recoger los productos que ha adquirido vía ecommerce.

2º) Mejor recibir el paquete en casa: El domicilio personal es el lugar de recepción preferido por los compradores, que lo eligen en un 80%. A mucha distancia le siguen la oficina (8,2%), consignas o similares (5,1%) o la casa de un amigo o familiar (3,7%).

3º) Los envíos a direcciones ajenas son más arriesgados: Cuanto más indirecta es la relación que el consumidor tiene con la dirección donde debe recibir el envío, mayor es el riesgo de fallos. Del total de internautas compradores que no recibieron el producto adquirido, el 53,3% lo esperaban en casa de un amigo o familiar, el 35,6 en su domicilio particular, el 34 en la oficina y el 51,7% en otras direcciones. Las cifras son prácticamente idénticas en los casos de aquellos que recibieron el producto dañado.

4º) La tarde, el mejor momento: Sobre los horarios de entrega, el 34,3% de los internautas compradores escogen el horario de tarde para recibir sus envíos. El 25,3% los prefiere por la mañana, el 13,8% a mediodía y el 8,8 por la noche. A un 16,5% le resulta indiferente. El estudio profundiza en estas preferencias y las relaciona con las condiciones particulares de cada comprador (jubilado, parado, estudiante, con trabajo a jornada parcial o completa, etcétera).

5º) Al producto se lo espera en 48/72 horas: El consenso en los plazos máximos de llegada del producto está muy extendido. El 64,8% están dispuestos a esperar entre 2 y 3 días a recibirlo, y un 20,1% lo quieren para el día siguiente. Sólo el 12,7% lo aguardan sin preocuparse una semana o más.V



Los comentarios están cerrados.