• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
29 Jul 2016

Cuatro beneficios del fenómeno Pokémon Go para la industria española del videojuego


IMG_3332 rec

La irrupción de Pokémon Go en el universo de las aplicaciones para smartphones ha provocado una auténtica conmoción en el mercado de los videojuegos e incluso en la bolsa internacional. Las acciones del fabricante se han disparado como la espuma, las descargas del juego han batido todos los récords y las peripecias de los usuarios, a lo largo y ancho del mundo, generan un aluvión de noticias cada día.

Incluso se han vivido momentos tan insólitos como escuchar a médicos recomendar el juego porque obliga a hacer ejercicio o descubrir que se han adaptado drones para ‘cazar’ pokémones desde el aire. Hay jugadores que han escalado fachadas de edificios para alcanzar alguna criatura en lo alto y otros han estampado su coche con el de la policía, mientras se jugaban la vida atrapándolos al volante. También se organizan quedadas en grupo en las ciudades de todo el mundo. La mayor fue improvisada y tuvo como escenario el neoyorquino Central Park, que quedó colapsado por una avalancha de ‘entrenadores’ que acudió en masa persiguiendo un Vaporeon; pieza altamente codiciada por los fans de esta app de realidad aumentada.

Dado el terremoto informativo generado, interesa saber qué opina de él nuestro sector del videojuego y qué repercusiones puede generar para el mercado interno. La industria del videojuego es una de las que más crecen en nuestro país. Se compone ya de 480 empresas, emplea a 4.460 profesionales y facturó en 2015 510,7 millones de euros. Si se comparan estas cifras con las del año anterior, no queda sombra de duda: 20% más de empresas, 24% más de facturación y 32% más empleados.

Son los datos que maneja la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV). A juicio de su secretario técnico, Emanuel Carisio, el fenómeno Pokémon Go puede beneficiar al sector español en al menos cuatro vertientes:

1º) “Romperá el hielo” y hará que muchas personas de diferentes edades y estados sociales estén más dispuestas hacia este tipo de juegos.

2º) Los modelos de negocios basados en la geolocalización (acuerdos comerciales con tiendas físicas, instituciones, etcétera) que probablemente implementará el juego, abrirán caminos que podrán ser aprovechados por futuros juegos españoles en ese segmento y también hará que negocios tradicionales se vean beneficiados por alianzas con empresas de videojuegos.

3º) La gran y positiva repercusión que está teniendo el fenómeno en prensa, radio, telediarios y demás medios generalistas es una contribución importante para que los videojuegos tengan la visibilidad que merecen, como opción de ocio sano que fomenta la socialización y como industria que proporciona una importante oportunidad laboral para los jóvenes.

4º) El increíble impacto que ha tenido el juego en las acciones de Nintendo hará que muchos inversores se planteen la industria del videojuego como una oportunidad de inversión de alta rentabilidad, lo que ayudará sin duda a la industria española, que tiene precisamente en la financiación una de sus dificultades estructurales.

Laura Raya, directora del programa ‘Experto en Desarrollo para Realidad Virtual y Aumentada’ de U-tad (Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital), resume así las raíces del fenómeno: “Lo cierto es que Pokémon Go es un juego técnicamente muy sencillo y sus dinámicas y mecánicas no son especialmente innovadoras. Sin embargo, rompe con la manera de jugar, al hacer el juego más social y con una interacción diferente. Sin duda, volverá a abrir la puerta a las nuevas ideas de realidad aumentada que se quedaron en lista de espera tras la llegada de la realidad virtual”.

Emanuel Carisio añade que “la realidad aumentada en sí existe desde hace mucho tiempo. Ya desde 2009, Novorama la utiliza para sus videojuegos de la serie Invizimals para Sony, que han sido un éxito sobre todo por luego explorar modelos de negocio transmedia con series de animación, juguetes, figuras de colección…”.

Sin embargo, justifica el enorme éxito de Pokémon Go  porque es un “cóctel perfecto: utiliza una propiedad intelectual con un largo historial de éxitos y aceptación, que une a diferentes generaciones; hace un buen uso de la realidad virtual; aprovecha muy bien las oportunidades que ofrece la geolocalización para conectarse con el mundo real y obliga a la gente a salir a la calle. Pero, sobre todo, tiene un componente fundamental  de socialización y competición entre jugadores, unido con una libertad de crear tu propia historia y recorrido en el juego”.

“Todos aquellos que crecieron con Pokémon –explica Laura Raya–, se encuentran fascinados de ver en una realidad mixta cómo su “ídolo evolucionado” se encuentra ahora en su habitación.  Por otro lado, el usuario no necesita nada más que su móvil y es una aplicación gratuita. Facilitar el acceso al nuevo juego siempre favorece un éxito masivo de usuarios”, apostilla.

Aunque el fenómeno de Pokémon Go ha supuesto una revolución inédita hasta ahora en el sector de los videojuegos, todo apunta a que sólo hemos visto sus primeros pasos. Seguiremos informando.

 



Los comentarios están cerrados.