• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
05 Dic 2016

Déficit de profesionales TIC en España, donde la digitalización generará 1.250.000 empleos en cinco años


estudiantes

España es uno de los países de Europa que experimenta una fuerte paradoja en relación a la evolución del empleo tecnológico y la formación de profesionales cualificados. El nuevo informe ‘La digitalización: ¿crea o destruye empleos?’, publicado por la multinacional especializada en recursos humanos Ranstad, afirma que la digitalización generará 1.250.000 empleos en los próximos cinco años.

El informe ofrece proyecciones por países y estudia los efectos que tendrá para el mercado laboral la adopción de tecnología de última generación en las empresas. De esos 1.250.000 empleos vinculados a la digitalización de pymes y grandes compañías, 390.000 empleos serán STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). A ellos se suman otros 689.000 puestos inducidos que darán soporte a los STEM y otros 168.000 empleos indirectos.

El informe, sin embargo, advierte que mientras las compañías están requiriendo profesionales que puedan aumentar su capacidad de generar negocio en áreas relacionadas con la digitalización y automatización de procesos, los perfiles existentes en el mercado laboral “son insuficientes para satisfacer esta necesidad”. El estudio, asimismo, evalúa el mercado de profesionales y la evolución de la formación, y asegura que la brecha entre las necesidades de las empresas y la oferta en el mercado laboral va a aumentar en los próximos años.

En este sentido, el número de estudiantes matriculados en carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas ha descendido, en términos absolutos, en más de 65.000 alumnos en los últimos 7 años. Estos profesionales, asimismo, han pasado de representar el 30% del total de estudiantes en 2009 al 26% en 2016; es decir, 4 puntos menos. La tendencia, junto con el descenso demográfico de matriculados, apunta a que los estudiantes STEM descenderán a un ritmo anual del 3,3%. Se pasaría, por tanto, de los 69.000 actuales a 57.600 en 2021.

El informe también establece la proporción actual de trabajadores ocupados en alta tecnología en los distintos países europeos. En este sentido, el informe señala que todo el continente está amenazado por el déficit de talento, España incluida, con las únicas excepciones de Suecia, Gran Bretaña y Francia.

Uno de los gráficos más ilustrativos que acompañan el informe es un mapa de Europa con la distribución regional de empleos de alta tecnología. Esta imagen divide el territorio en cinco estadios evolutivos. Sorprendentemente, la Comunidad de Madrid se sitúa en el estadio más avanzado, que son los territorios donde entre el 13,5% y el 20,4% de los empleados se dedican a la alta tecnología. Una fase en la que muchos países no poseen ningún territorio. Sin embargo, la mayor parte del país se encuentra en el estadio más bajo (entre el 3 y el 6,5%). Las excepciones son el País Vasco (entre el 9% y el 11%) y Cataluña, Aragón y La  Rioja (entre el 6,5 % y el 9%).

El estudio concluye, por consiguiente, que, aunque España generará múltiples puestos de trabajo vinculados a la digitalización de la empresa, corre el riesgo de no poder cubrir una parte importante de ellos por falta de profesionales cualificados.



Los comentarios están cerrados.