• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
12 Dic 2016

DisplaceTool: la ‘app’ de un joven zaragozano que permite circular sin miedo a las barreras arquitectónicas


_javiermartnezbatallamuestrasuaplicacindisplacetoolenelmvil_d8fcf21e

La inmensa mayoría de los proyectos vinculados al universo de Internet y las aplicaciones móviles nunca ven la luz. Para alcanzar el éxito intervienen multitud de factores, pero uno de los más importantes es que el nuevo producto o servicio aporte soluciones innovadoras a un problema real. Un buen ejemplo es el caso de Javier Martínez Batalla, un joven zaragozano licenciado en ingeniería informática, que nos ha escrito a unblogenred.es para contarnos su caso y darnos a conocer su nueva app, DisplaceTool. Esta herramienta permite a las personas con discapacidad o incluso a los padres y madres que transportan a su bebé en un carrito sortear las barreras arquitectónicas de la capital aragonesa y conocer de antemano qué establecimientos no presentan dificultades. Ya puede descargarse desde hace algunas semanas en Google Play.

Javier nos cuenta que esta aplicación surgió por la experiencia personal de ver a su abuela moverse en silla de ruedas y encontrarse con lugares sin ascensor ni rampas, con las consiguientes y continuadas decepciones y cambios de planes. La idea nació en 2011 como proyecto de fin de carrera y ahora por fin la ha hecho realidad.

“DisplaceTool permite visualizar en el mapa todos los lugares accesibles de la ciudad en los que no hay barreras arquitectónicas. Puedes buscar lugares accesibles por radio de distancia según tu geolocalización, buscar lugares por categorías y acceder a una ficha donde aparece toda la información de dicha localización, buscar los aparcamientos reservados para personas con discapacidad, acceder a transportes adaptados y añadir a un mapa personalizable tus recorridos y lugares favoritos”, explica el impulsor de esta ‘app’.

DisplaceTool está dando sus primeros pasos y de momento sólo está disponible para Zaragoza, pero las intenciones de Javier Martínez son expandir la aplicación al territorio nacional e internacional.

Una de las mayores dificultades que ha afrontado en su desarrollo ha sido tener que introducir todos los datos de manera manual, cogiéndolos de la web del Ayuntamiento de Zaragoza. Ahora el objetivo es leerlos directamente de la base de datos municipal y que los cambios que se produzcan se actualicen de forma automática. “Es el tema más difícil de este proyecto”, explica, aludiendo a ese reto en el que tanto se insiste en los distintos foros relacionados con las ciudades inteligentes, donde se subraya la necesidad de una estandarización en la forma en que los datos se ofrecen a los desarrolladores.

Además de esa integración el proyecto trata de superar otras dificultades: “Lo más complicado es despegar y dar a conocer la ‘app’, a través de diferentes asociaciones, medios de comunicación, entidades, etc. Es la mayor dificultad, junto con las actualizaciones de los contenidos”.

El ingeniero informático ha sacado adelante su proyecto sin subvenciones y ahora trata de encontrar las mejores fórmulas para montarlo: “se podría cobrar a determinados comercios relacionados, como por ejemplo ortopedias, farmacias, etc., para aparecer destacadas en la app e incluso mandar ofertas, pero es algo que aún está en estudio”, explica. Mientras tanto, sus prioridades más inmediatas son realizar la aplicación para la plataforma iOS, implementarla en más ciudades españolas, traducirla a varios idiomas, crear una verdadera comunidad de usuarios y poder informar de las plazas de aparcamiento libres para discapacitados en tiempo real, entre otros. Sin duda, un ejemplo de innovación y de cómo las nuevas tecnologías pueden resultar de gran utilidad para la sociedad.



Los comentarios están cerrados.