• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
27 Nov 2018

El 5G, una tecnología que en 2020 generará en España unos beneficios indirectos de más de 14.600 millones de euros


 

El desarrollo de la tecnología 5G constituye uno de los grandes retos de nuestro país a corto plazo. La implantación de esta nueva red móvil no solo ofrecerá velocidades de navegación vertiginosas, sino que revolucionará y generalizará la interconexión digital de infinidad de objetos y máquinas con Internet

Aunque también aprovecharemos esta nueva tecnología desde nuestros teléfonos móviles, el 5G está concebido para la industria, generando una infraestructura de sensores conectados entre sí, que dará pie desde la expansión de los vehículos autónomos a la popularización de la realidad virtual, pasando por la industria 4.0 basada en robótica, nuevos servicios en la nube integrados en la red, etcétera. Generará, en definitiva, múltiples y novedosos servicios que, a su vez, determinarán grandes posibilidades de crecimiento económico y de desarrollo de la industria TIC.

Según las cifras que baraja la Comisión Europea, los beneficios de introducir el 5G en cuatro sectores productivos (Automoción, Salud, Transporte y Utilities) aumentarán progresivamente hasta alcanzar los 62.500 millones de euros anuales en la Unión Europea, en el año 2025. Si se considera también el impacto económico de la mejora en eficiencia de las ciudades, los hogares y los centros de trabajo, los beneficios totales anuales esperados van mucho más allá, puesto que ascenderían a 113.000 millones de euros. Este crecimiento, además, se traduciría en 2,4 millones de puestos de trabajo en la UE.

En el caso de España, según una estimación realizada por el Gobierno, se estima que con unas inversiones adecuadas en 5G en nuestro país se obtendrán unos beneficios indirectos anuales en los cuatro sectores productivos antes citados de 14.600 millones de euros a partir de 2025.

Para aprovechar este potencial de crecimiento, desarrollar la industria y generar nuevas oportunidades, el Gobierno ya ha puesta en marcha múltiples medidas, que se enmarcan en el Plan Nacional 5G. Estos días se ha hablado especialmente de dos de ellas: La creación del Observatorio Nacional de 5G y la convocatoria de ayudas para el desarrollo de proyectos piloto basados en esta tecnología.

 

Observatorio Nacional

El Observatorio Nacional de 5G, que se presentará oficialmente este jueves, día 29, en Red.es, se pondrá en marcha gracias a un convenio de colaboración entre el Ministerio de Economía y Empresa –a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD)–, Red.es y la Fundación Mobile World Capital Barcelona (MWCapital).

El observatorio tendrá sede compartida en las instalaciones de la MWCapital en Barcelona y Madrid, y contará con un presupuesto inicial de 1,5 millones de euros durante los próximos tres años. Sus actividades permitirán complementar y asistir a aquellas puestas en marcha por la Oficina Técnica del Plan Nacional de 5G, en su labor de coordinación de las sinergias público-privadas en el despliegue de redes y servicios 5G.

De esta forma, el Observatorio contribuirá a la estandarización y la innovación, la alineación de estrategias y la compartición de conocimiento en torno a la tecnología móvil 5G en todo el territorio nacional. Entre otras actividades, producirá estudios e informes relacionados con la tecnología 5G, sus nuevos usos y su impacto potencial en la sociedad y la economía, e incentivará la colaboración público-privada y del sector investigador. Se prevé, de igual modo, que organice un evento con carácter anual para la difusión del 5G orientado a su aplicabilidad en sectores productivos y que impulse la formación y capacitación en esta tecnología mediante jornadas, cursos online y talleres.

 

Proyectos piloto

En paralelo al desarrollo del nuevo Observatorio, Red.es ejecuta una convocatoria de ayudas con el objetivo de generar proyectos piloto de tecnología 5G, cuyo plazo de presentación de solicitudes permanece abierto hasta el 14 de diciembre. Los proyectos que presenten las empresas deberán atender a tres objetivos: apoyar los despliegues de las primeras redes 5G, experimentar con las técnicas de gestión de red que permite esta tecnología y desarrollar casos de uso con la implicación de todos los agentes, incluyendo los usuarios.

Las ayudas, por valor de 20 millones de euros, también se enmarcan en el Plan Nacional de 5G y el Plan Nacional de Territorios Inteligentes del Ministerio de Economía y Empresa, y están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a cargo del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE).

Debido a la disponibilidad de Fondos Europeos del periodo de programación FEDER 2014-2020, la ayuda podrá ser de hasta 10 millones de euros por proyecto, para los proyectos piloto realizados en cada una de las comunidades autónomas de Andalucía, Galicia y Comunidad Valenciana. Para el resto, la ayuda máxima será de hasta 5 millones por proyecto.

Estos proyectos pilotos son una oportunidad para probar tecnologías nuevas en entornos reales y un incentivo para el desarrollo de usos innovadores. La experiencia adquirida facilitará que España lidere la implantación y el desarrollo de servicios y redes 5G en Europa ya que, cuando alcance su grado máximo de madurez, estaremos preparados para abordar y aprovechar al máximo las oportunidades de esta tecnología fundamental para la transformación digital de la sociedad y de la economía durante la próxima década.



Los comentarios están cerrados.