• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
09 Dic 2016

El ecosistema de Internet de las cosas sigue creciendo: en 2017 recibirá un 15% más de inversión


iot

El informe internacional ‘Gigantes tecnológicos, corporaciones y startups disruptivas: la verdad del ecosistema IoT’, realizado por la consultora Everis, pronostica un crecimiento del 15% en la inversión global en Internet de las Cosas (IoT) en 2017. Este incremento, que está comparado con las previsiones del presente ejercicio de 2016, se producirá pese a que el número de operaciones se reducirán en torno al 9%, lo que, a juicio de la consultora, constituye un ejemplo de “maduración del sector”.

Este estudio realiza un pequeño recorrido por la historia de las inversiones en el sector del Internet de las Cosas y constata que 2014 fue el año del “auge” de las inversiones iniciales. En concreto, la inversión se concentra en startups creadas con anterioridad a ese año, especialmente en aquellas puestas en marcha en torno a 2011.

Existe, asimismo, una alta probabilidad para las startups creadas entre 2012 y 2014 de experimentar adquisiciones o de recibir inversiones de capital a corto plazo. El informe indica que aquellas creadas en 2013 consolidarán su negocio en un futuro cercano, impactando a gran escala en negocios de todos los sectores y consumidores a partes iguales. “Todo indica que es el mejor momento para empezar a invertir en este mercado, debido a las oportunidades que se derivan de un ecosistema de negocio más diversificado y con menores riesgos”, añade el informe.

Asimismo, el estudio también apunta que las startups son las entidades que mejor han adaptado su funcionamiento a esta ola de innovación, construyendo nuevos modelos de negocio y localizando y explotando todas las potencialidades del sector.

Sin embargo, la escasez de recursos materiales y financieros por parte de las startups y la falta de ideas y modelos disruptivos por parte de los gigantes tecnológicos y las grandes corporaciones hace que la relación de alianza entre ellos sea idónea para mejorar su oferta y aumentar su penetración en el mercado.

Las grandes corporaciones, según este análisis, desempeñan el papel de integradoras entre los mercados emergentes y los tradicionales, invirtiendo principalmente en la adquisición de productos consolidados y acordes a su modelo de negocio, para incorporarlos a su oferta.

Por su parte, los gigantes tecnológicos intervienen en los estadios iniciales, acompañan a la startup durante la etapa de desarrollo del producto y asumen el rol de detectores de “unicornios” (tecnológicas que superan los 1.000 millones de dólares en capitalización bursátil antes de salir a bolsa), dentro del ecosistema emprendedor.



Los comentarios están cerrados.