• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
15 Sep 2017

El INCIBE pone en marcha un teléfono para ayudar en tiempo real a los menores en el uso de Internet


Ciberbullying, grooming, sexting, fraudes online, privacidad, reputación, contactos inapropiados… Los menores afrontan múltiples riesgos y experimentan distintos conflictos en el uso diario de Internet. Por miedo, desconfianza o desconocimiento, no siempre se atreven a compartir sus temores e inquietudes con un adulto; y cuando dan el paso, ya sea con sus padres, un profesor o alguien de su confianza, suele ocurrir que estas personas no tienen los suficientes conocimientos para aconsejar con propiedad y ofrecer salidas sólidas a su situación.

Con el objetivo de proporcionar una ayuda inmediata, tanto a los menores como a los adultos a los que piden auxilio, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha activado, desde el pasado 11 de septiembre, una línea de asistencia telefónica, con el número 900 116 117.

Este recurso de asesoramiento telefónico cuenta con un equipo multidisciplinar, integrado por psicólogos, expertos en seguridad de las tecnologías y cuestiones legales. Atiende llamadas de 10 a 20 horas, de lunes a viernes, y de 10 a 14, los sábados. El servicio también dispone de una dirección de correo electrónico a la que se pueden remitir cuestiones las 24 horas del día: ayuda@is4k.es

Se trata de un servicio de carácter confidencial y gratuito, que se integra en la iniciativa Internet Segura for Kids, puesta en marcha el pasado mes de febrero. En esta plataforma cualquier usuario puede comunicar contenido que aparezca en Internet y se considere ilegal, inapropiado o perjudicial para menores.

El INCIBE ha decidido crear esta solución instantánea tras las múltiples consultas recibidas por correo electrónico, desde que habilitó este servicio en 2015. Contar con una vía telefónica de ayuda constituye una atención más directa y cercana, donde el usuario se encuentra atendido por profesionales que le escuchan y pueden guiarle ante situaciones en las que se ha perdido el control o se desconoce cómo actuar.

Con este servicio España se alinea con la estrategia europea y aprovecha la experiencia de la Red INSAFE, que ya ha demostrado que la presencia de líneas de ayuda en otros países se traduce en resultados muy positivos. La estrategia de IS4K apunta, asimismo, a la acción coordinada y la responsabilidad compartida.

Cabe subrayar que esta línea de ayuda esta específicamente orientada a asesorar en el uso seguro y responsable de Internet por parte de niños y adolescentes. Para consultas sobre seguridad en la red, fraudes online, etcétera, por parte de ciudadanos en general, el canal de referencia es www.osi.es.



Los comentarios están cerrados.