• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
13 Mar 2017

Eva Barberá (Girls In Lab): “Las chicas están mejor cualificadas en secundaria y bachillerato, pero no ven las TIC como una opción”


foto-eva-barbera-2

Un artículo de Rubén González, publicado recientemente en Linkedin, afirmaba que en cinco años se crearán en España 1,25 millones de nuevos empleos en las denominadas áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Sin embargo, sólo uno de cada cuatro universitarios se forma en estas disciplinas y, de ellos, únicamente el 25% son mujeres. Estas cifras, extraídas de un informe de Randstad Research, predicen un incremento en la brecha de género de la industria tecnológica.

Impulsar el papel de la mujer en las TIC se ha vuelto, por tanto, una prioridad. Coincidiendo con estos días de celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, repasamos la historia de las TIC a través de sus pioneras más importantes. Hoy seguimos con esta entrevista a Eva Barberá, cofundadora y directora de Marketing y Negocio de Girls In Lab, una plataforma de Barcelona formada por un grupo de mujeres que trabajan por acercar a las chicas al mundo de la tecnología.

¿Cuál es el origen de Girls In Lab?

La idea surge de un grupo de amigas y profesionales en empresas tecnológicas. Nos sorprendía la poca presencia femenina en las áreas tecnológicas y de desarrollo. Empezamos a investigar y vimos que en Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países existen movimientos que promueven la formación e incorporación de las chicas a estas disciplinas STEM, con especial énfasis en la tecnología e ingeniería. Esto es lo que nos motivó a formar Girls In Lab, un movimiento social que quiere inspirar a la próxima generación de chicas techies.

¿Cuáles son las principales líneas de trabajo de GirlsInLab?

Los programas que ofrecemos van orientados a niñas de más de 7 años. Organizamos talleres gratuitos donde se forman en programación de videojuegos y aplicaciones móviles, en temas de  robótica, realidad virtual, impresión 3D y mucho más. Nuestra misión es llegar a ellas en edades tempranas y que experimenten y descubran su talento y habilidades para crear y producir tecnología; no solo consumirla.

¿Cuántas chicas se benefician de este proyecto?

Empezamos nuestra actividad en el 2015 y hemos puesto en marcha más de 20 talleres temáticos con otros partners y colaboradores. Hemos llegado directamente a más de 480 chicas entre 7 y 17 años y a sus padres. Hasta ahora han colaborado con nosotras instituciones, como la Universidad Pompeu Fabra, y empresas, como Oracle-NetSuite, con talleres a medida. También institutos y organizaciones de eventos, como Sonar Festival, Eufònic…

¿Por qué hay un índice tan bajo de mujeres en el sector TIC?

Las chicas no ven como una opción estudiar y dedicarse a este tipo de profesiones, pese a estar mejor cualificadas en estudios de secundaria y bachillerato. Hay muchos factores que influyen en ello y hay que cambiarlos. El más importante y donde hemos de poner un esfuerzo en remediarlo, entre todos y principalmente desde las instituciones, es el poco contacto con estas disciplinas en la etapa escolar. Los estereotipos influyen mucho; el rol masculino sigue estando muy presente en estas áreas. Por otro lado, existe una falta de referentes femeninos y de visibilidad de las mujeres que han contribuido y contribuyen en esta industria.

Además de con proyectos como el suyo, ¿cómo se puede atraer a más mujeres a este sector?

El principal proyecto debería ser social y educacional. Nosotras somos conscientes y queremos evidenciar que este papel lo tienen que desarrollar las escuelas. Es allí donde chicos y chicas en igualdad de oportunidades pueden aprender, experimentar con la tecnología y la ciencia. Es el camino para que despierten los intereses, las habilidades de cada uno en un entorno natural de aprendizaje y crecimiento personal y profesional. Hay que incorporar al plan educativo estas asignaturas y otras habilidades que demandan las empresas hoy en día, como son el trabajo por proyectos, la capacidad creativa, el emprendimiento…

20170305_132806

Las profesiones TIC tienen mucho futuro. ¿Qué otros valores sobre ellas transmiten?

Los principales valores que queremos transmitir en nuestros eventos tienen que ver con la parte divertida, creativa y colaborativa. Queremos que el entorno sea lúdico, que interactúen con la tecnología como si fuera un juego. Lo más relevante es que a través de los talleres descubran su talento para hacer cosas, que se lo crean, que les cautive y sigan experimentando en casa. Aprenden a trabajar con otras niñas de la misma edad y a desarrollar ideas y creaciones propias. Además, conseguimos visibilizar el rol de las mujeres con nuestras mentoras, muy próximas por edad a ellas ya que quienes imparten los talleres son universitarias o recién licenciadas.

Bajo su punto de vista, ¿en qué situación se encuentra España en incorporación de la mujer en el sector TIC?

Los datos reflejan que queda mucho por hacer y que las mujeres en las universidades y en las empresas tecnológicas no superan el 18%. España ocupa el lugar 33 en el Informe de Competitividad Global 2015-2016 y, sin embargo, en el apartado de mujeres en el ámbito laboral, en relación a hombres, ocupa el lugar 53. La Unión Europea estima que en el 2020 se necesitarán más de 400.000 nuevos empleados en el sector STEM y ya se prevé que no se van a poder cubrir. Si además no hacemos nada para cambiar esta tendencia y perdemos el talento femenino, por no incentivarlo o modificar la visión social, entonces estamos frente una situación muy negativa.

¿Por qué Girls In Lab se orienta a la tecnología y no a otras ramas de la ciencia? ¿Cuál es el elemento diferencial?

Nuestro objetivo es trabajar todo lo relacionado con tecnología, innovación y ciencia, y los talleres intentan tener un poco de todo; no son 100% tecnológicos. Sí que es verdad que la parte científica es la que más nos cuesta aplicar pero poco a poco iremos innovando y probando nuevos programas. El elemento diferencial es que nos acercamos de una forma muy natural, en un entorno familiar, donde padres y chicas comparten esa experiencia y es muy enriquecedora. Nuestro lema es “imagina, crea y diviértete”.

¿Qué mujeres utilizan como ejemplo?

En todos nuestros eventos visibilizamos a modelos femeninos de este sector, a través de los proyectos a desarrollar. Como ejemplo, el evento de esta semana hecho a medida para la empresa Oracle-Netsuite y que ha conmemorado el Día Internacional de la Mujer: un juego interactivo de mesa en el que se programan videojuegos donde se van descubriendo inventos, desarrollos tecnológicos y las mujeres que han contribuido a ellos. Mujeres como Ada Lovelace, que fue la primera persona en crear un algoritmo y es considerada la primera persona programadora de la historia; Grace Hooper, que desarrolló compiladores y sentó las bases de COBOL, y la actriz de Hollywood Hedy Lamarr, que desarrollo la base tecnológica del wifi actual. Son desconocidas para la mayoría de la sociedad.

¿Cuáles son los proyectos de futuro de Girls In Lab?

Nuestro objetivo más inmediato es encontrar ayudas y acuerdos para implementar talleres y actividades. Ahora estamos trabajando para que las empresas tecnológicas, dentro de su área de responsabilidad social, vean como una oportunidad la puesta en marcha de eventos como los que organiza Girls In Lab dentro de sus oficinas. Queremos que muchas empresas se sumen a esta iniciativa llamada #TechGirlsAdventure, para poner en marcha talleres y campus de verano para que chicas de 12 a 17 años puedan formarse de manera más completa en este campo y darles la confianza necesaria para que elijan un itinerario técnico en Bachillerato. A largo plazo nos gustaría también poner en marcha estos programas y eventos en el resto de España, con personas que quieran ser parte y representen el movimiento en otras ciudades.



Los comentarios están cerrados.