• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
20 Ene 2017

Incibe y Siemens se adelantan a futuras crisis del Internet de las cosas y crean un laboratorio de ciberseguridad industrial


factory

Durante el año 2016, el Equipo de Respuesta ante Emergencias Informáticas (CERT), que opera el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), afrontó más de 106.000 incidentes. De todos ellos, 450 tuvieron como objetivo a operadores críticos de sectores estratégicos de nuestra economía, como energía, telecomunicaciones o incluso el sistema financiero.

Esta necesidad de proteger al sector productivo frente a la ciberdelincuencia cobra mayor importancia cada día que transcurre, especialmente por la revolución que acaba de iniciarse y que, según innumerables especialistas en ciberseguridad del mundo, se convertirá en uno de los grandes objetivos de los criminales de la era digital: el Internet de las cosas (IoT).

Las fábricas y las empresas ya están introduciendo en sus plantas de producción y en sus sistemas de automatización un amplio abanico de herramientas y tecnología conectada. Esta nueva coyuntura permite a la industria optimizar sus ratios de productividad y competitividad, pero a la vez entraña nuevos riesgos. Un ciberataque a una fábrica conectada podría conllevar consecuencias tan funestas como, por ejemplo, el sabotaje de la producción o la pérdida de la propiedad intelectual a consecuencia del espionaje industrial.

Para anticiparse a futuras crisis, el INCIBE y la filial en nuestro país del grupo tecnológico Siemens han acordado crear un laboratorio pionero, con el objetivo de proteger a la Industria española. Este nuevo banco de pruebas, que se ubicará en León, donde también tiene su sede el INCIBE, se orientará al desarrollo de herramientas, procedimientos y controles de ciberseguridad. Además, se utilizará como centro de formación, divulgación y evaluación de casos reales sobre ciberseguridad que se produzcan en la Industria española.

Reducir en un 100% los riesgos de sufrir un ciberataque es imposible, pero sí pueden minimizarse mediante la integración en las instalaciones industriales de sistemas de protección eficaces. En este sentido, Siemens Industria ya desarrolla distintas soluciones de ciberseguridad que se basan en modelos de defensa en profundidad. El nuevo laboratorio, donde Siemens e INCIBE trabajarán conjuntamente, permitirá desarrollar nuevas fórmulas y protocolos de protección, ante los retos que impone la permanente evolución de la tecnología.



Los comentarios están cerrados.