• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
09 Jun 2017

Internet de las Cosas trae una nueva revolución a la industria del ‘Retail’


Más allá de la venta online, el marketing digital, las redes sociales o la irrupción de los productos personalizados, la tecnología está transformando de forma radical al sector Retail. Uno de las tendencias sobre las que se proyecta mayor expansión a corto y medio plazo está relacionada con Internet de las Cosas (IoT). Hablamos de integración de herramientas de inteligencia artificial, procesos de automatización y aprendizaje automático; una tríada que ya ha comenzado a revolucionar los modelos de negocio y las estructuras internas de estas compañías.

El objetivo que se persigue con la implantación de estas tecnologías es optimizar los recursos y la gestión del stock, al tiempo que beneficiarse aún más de la relación con el cliente en tiempo real. Este pasa de desempeñar el papel de mero comprador a erigirse en valiosa fuente de información sobre el impacto que generan los productos o acerca de los hábitos en los procesos de compra que tienen lugar en la tienda física.

Este nuevo punto de inflexión en la evolución del sector Retail va a producirse, según los expertos, de manera acelerada y mayoritaria. El ‘Estudio sobre la industria de comercio minorista 2017’, que elabora la multinacional de tecnología Zebra, pronostica, por ejemplo, que en 2021 el 70% de los retailers ya habrá invertido en IoT, el 68% habrá adoptado tecnologías de aprendizaje automático o plataformas cognitivas y el 57% utilizará la automatización de procesos.

Todas ellas son tecnologías que hoy aún parecen muy novedosas, pero que acabarán formando parte del día a día de un sector que abarca desde tiendas tradicionales a supermercados, centros comerciales, grandes almacenes y un amplio abanico de negocios de venta al público.

Sin embargo, ¿cómo un negocio del sector Retail puede sacarle partido a toda esta tecnología? Existen muchos ejemplos, pero se puede comenzar por algo tan sencillo como la instalación de sensores en las estanterías de los comercios. Permiten identificar la cantidad de producto que queda a disposición del público y detectar la mercancía que se agota, lo que ya implica la automatización de determinadas tareas y múltiples cambios organizativos en almacén y reposición.

A ello se suma el uso cada vez más habitual de tecnologías IoT basadas en sensores de radio frecuencia e identificación (RFID), que permiten realizar un seguimiento de los productos por toda la cadena de suministro. Con la información que proporcionan, se generan informes, se optimiza el trabajo de las distintas áreas e incluso se monitoriza la calidad y evolución de las mercancías perecederas.

Este nuevo modelo de organización también incluye el uso de tecnologías predictivas, con funciones de aprendizaje automático. Su objetivo es evitar restricciones en el suministro, al tiempo que canalizar y personalizar la experiencia del cliente, y optimizar la gestión del inventario.

Los procesos de automatización, por otra parte, tienen multitud de aplicaciones en los comercios, ya que proporcionan niveles más elevados de servicio. Se analiza el comportamiento del comprador en tienda a través de soportes audiovisuales y sensores, actuando sobre su experiencia de compra, mejorando la eficiencia del negocio e incidiendo directamente sobre las ventas.

Muchas de estas aplicaciones y tecnologías componen una parte esencial del contenido del ‘IoT Solutions World Congress’, que se celebra en Gran Via Fira de Barcelona, del 3 al 5 de octubre. Buena parte de las 220 empresas y 250 expositores que participarán están orientados a proporcionar soluciones para el sector Retail. Se trata de una oportunidad para conocer las últimas tendencias, ya que IoTSWC está considerado el mayor evento del mundo en su género. Una fórmula, en definitiva, de vislumbrar lo que ocurrirá dentro de cinco o diez años en las grandes superficies comerciales y también en las tiendas pequeñas.



Los comentarios están cerrados.