• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
09 Dic 2011

La computación cuántica: tecnología de futuro cada vez más cerca


Esfera de Bloch, representación de un qubit. Imagen de MuncherOfSpleens

Al hablar de computación cuántica parece que estamos leyendo un libro de ciencia ficción ambientado en un futuro incierto, en cambio ya a principios de los años 80 empezaron a surgir las primeras teorías sobre computación cuántica, pero aunque estas teorías han estado evolucionando durante 20 años este sistema sigue siendo en parte un misterio.

La computación cuántica abre puertas para solucionar problemas que se consideraban imposibles de resolver, además de suponer una mayor potencia que los sistemas actuales, ofrece la posibilidad de ampliar los algoritmos dando lugar a muchas más posibles respuestas posibles que con la computación clásica. Es decir, cualquier sistema utiliza una máquina para descifrar un código que prueba soluciones hasta encontrar la verdadera, pues bien, con la computación cuántica se podrían proponer muchas más respuestas verdadera, reduciendo así los tiempos de manera drástica.

Este tipo de computación se basa en la mecánica cuántica y no utiliza bits, sino que qubits o ‘bits cuánticos’, basados en las propiedades cuánticas de un átomo. Esta relación con la mecánica cuántica marca grandes diferencias con la computación clásica, el ejemplo más claro lo encontramos en las operaciones de cálculo por segundo en los procesadores: Mientras que un procesador actual funciona a unos 10 teraflops, esta misma cifra se puede alcanzar con sólo 30qubits en uno cuántico.

Un ejemplo de lo que se puede llegar a hacer a través de la computación cuántica es el Sistema Orion, un acelerador de hardware para resolver un problema concreto llamado modelo bidimensional Ising de un campo magnético. Al presentarse se han hecho dos demostraciones: la primera busca patrones en bases de datos de moléculas; la segunda sirve para asignar asientos a gente según ciertas reglas.

Con la computación cuántica nos encaminamos hacia el aumento del poder de procesamiento de la información, en cambio todavía quedan muchos problemas por solventar. Entre ellos, el hardware. No existe uno que pueda soportar la potencia de este sistema de computación y tampoco hay manera de gestionarla. Por ahora.



Los comentarios están cerrados.