• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
26 Jun 2012

La inconmensurable genialidad de Shigeru Miyamoto


La pequeña localidad de Sonobe, Japón, año 1952: nace Shigeru Miyamoto. Año 2012: Shigeru Miyamoto recibe el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. ¿Qué hay entre estas dos fechas? Pues un invento que ha revolucionado el ocio del planeta entero: los videojuegos.

Shigeru Miyamoto se inició en esto del videojuego a finales de los años 70 en el seno de la compañía Nintendo, cuando era un sector denostado por la sociedad japonesa –incluidos los padres de nuestro genio-, que consideraba los juegos virtuales una pérdida de tiempo. Miyamoto ayudo a diseñar varios que han ingresado en el olvido hasta que dio en la diana con el arcade ‘Donkey Kong’, un triunfo absoluto en el año de su lanzamiento, 1983, y un auténtico clásico hoy en día. Su éxito fue tal que Miyamoto salvó a la compañía de la bancarrota después de la debacle que supuso el lanzamiento de ‘Radar Scope’. Desde aquel momento, este visionario se convirtió en uno de los pilares en los que se sustenta el éxito de Nintendo.

Poco después, en 1985, Miyamoto se pasaría a las videoconsolas caseras con ‘Super Mario Bros’ para la mítica NES. El fontanero Mario era un personaje que ya se había  presentado en su versión arcade y que se convirtió en uno de los iconos de la cultura popular gracias a este juego y sus infinitas secuelas y revisitaciones. En 1987 volvió a involucrarse en otro videojuego ahora legendario, ‘The legend of Zelda’, del que también ha desarrollado una decena de continuaciones, la última el año pasado.

Miyamoto ha colaborado en el éxito de las consolas Nintendo DS y Wii, que han conseguido que públicos hasta ahora ajenos a los videojuegos se acerquen a la forma de entretenimiento del siglo XXI, entre ellos, la esposa de este genio, que, a pesar de los logros de su marido, no había tocado un videojuego hasta 2007, momento en el que se enganchó al Nintendogs.

Miyamoto es, quizás, el mejor diseñador de videojuegos de la historia, pero no solo eso, también ha conseguido acabar con muchos prejuicios que se tenían con respecto a este tipo de entretenimiento. Como él mismo declaró: “¿Los videojuegos son malos para ti? Lo mismo dijeron sobre el rock ‘n’ roll”. ¡Son solamente videojuegos, pero nos gustan!



Los comentarios están cerrados.