• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
03 Ago 2012

La red científica española y el bosón de Higgs


En el último boletín informabamos sobre el hito del pasado 4 de julio cuando la ciencia ocupó las portadas de todos los medios de comunicación. La noticia saltó cuando la comunidad cientifica integrada en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear)  conseguía demostrar la existencia de la partícula o bosón de Higgs, también llamada partícula de Dios, el elemento que otorgaría masa a toda la materia del universo.

El CERN fue fundado en 1954 por 12 países: Alemania (en aquel momento, Alemania Occidental), Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia, Italia, Noruega, los Países Bajos, el Reino Unido, Suecia, Suiza y Yugoslavia, que más tarde se retiró. Otros estados europeos fueron uniéndose a este proyecto hasta alcanzar la cifra actual de 20. España entró en el CERN en 1961, se retiró en 1969 y volvió a ingresar en 1983. Desde entonces, ha desempeñado un papel importante en muchas de sus áreas.

No hace falta recordar la importancia que hoy en día tiene Internet en nuestras vidas. Pero, en un principio, solamente era utilizado por físicos, que se intercambiaban los datos necesarios para hacer funcionar aparatos tan complejos como el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) desarrollado en las entreñas del CERN.

RedIRIS, unidad integrada en el organigrama de Red.es, tuvo un papel crucial en la infraestructura global de comunicaciones que hay detrás de los experimentos del LHC ya que contribuye, junto con las redes de otros países, con las conexiones de alta capacidad necesarias para poder hacer circular los datos de los experimentos entre todos los investigadores.

Los datos del LHC se comparten entre científicos de todo el mundo gracias a GÉANT y las redes académicas y de investigación de las diversas naciones que conforman el CERN, entre ellas RedIRIS, desde 2008, año en el que se iniciaron los experimentos con este complejo aparato. Aunando las de todos los países, se ha desplegado una red privada óptica (LHC OPN) para facilitar la distribución de la información a los centros de tratamiento de datos de 34 países a lo largo y ancho de todo el planeta.

Tomás de Miguel, director de RedIRIs ha declarado recientemente “los resultados del LHC están revolucionando la ciencia y nosotros estamos encantados de contribuir, desde nuestro rol, con ese complejo y apasionante proceso”. Todo lo que sale del CERN ha demostrado ser no solo muy importante para el desarrollo de la ciencia, sino para el de la humanidad. Si ha quedado sobradamente probado que Internet ha revolucionado nuestra manera de relacionarnos con el mundo, la relevancia de un descubrimiento como el del bosón de Higgs es difícilmente mesurable hoy en día, pero, con el tiempo, los científicos aseguran que supondrá una revolución en la visión que tenemos del universo, de cómo se creó y de porqué es como lo percibimos en la actualidad. Y España seguirá colaborando a que los experimentos que propician estos avances se lleven a cabo.

Si quieres recibir las novedades de nuestro próximo boletín en tu correo no dudes en darte de alta pinchando aquí.

 



Los comentarios están cerrados.