• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
15 Jun 2018

La tecnología es un elemento clave para el reparto de las tareas del hogar, según el 90% de los españoles


La redistribución de las tareas domésticas entre sexos en las familias españolas constituye uno de los cambios que se están produciendo en la sociedad española. La tecnología, en este sentido, juega un papel importante a la hora de simplificar determinadas rutinas de trabajo y organizarse en las casas.

Así lo pone de manifiesto el reciente estudio “Hábitos domésticos de los españoles”, publicado recientemente por la firma de electrónica LG y la agencia de comunicación weber shandwick. El objetivo de este informe es conocer los hábitos domésticos de la población en España y trasladar a cifras la evolución del reparto de labores domésticas entre hombres y mujeres. Para ello, se han realizado alrededor de 2.000 entrevistas online a familias toda España.

Una de las conclusiones más importantes que arroja el informe es que casi 9 de cada 10 personas (89,5%) piensan que la presencia de tecnología en el hogar es importante (62,6%) o muy importante (26,9%) para la redistribución de tareas, frente a un 9,8% que considera que no es un elemento esencial.

En este sentido, la cocina es definitivamente la habitación de la casa donde, según las familias españolas, más puede aportar la tecnología en el desarrollo de las tareas domésticas. Al menos, así lo afirman 7 de cada 10 personas (70,7%). La segunda habitación con más menciones al respecto es el “salón” (11,6%), aunque con un porcentaje muy inferior. Le siguen el “dormitorio” (5,0%) y el “baño” (0,6%).

En cuanto a la elección de estos electrodomésticos, en 7 de cada 10 hogares la compra se realiza en pareja (69,9%). A su vez, un porcentaje mucho menor (14,4%), afirma hacerlo individualmente, otro 9,6% lo hace en familia y sólo un 3,4% lo delega en el cónyuge o pareja.

Asimismo, casi 9 de cada 10 personas que viven en unidades familiares (85%) cree que el reparto de labores domésticas entre hombres y mujeres es más igualitario hoy en día que hace 25 años. Esta opinión es mayoritaria entre los hombres (90,7%), en comparación con las mujeres (79,3%).

Sobre las tareas domésticas preferidas, cocinar y hacer la compra ganan por goleada, con un 30,3% y un 26,1%, respectivamente. Les siguen lavar los platos (7,4%), planchar (5,2%), limpiar la casa (4,6%), lavar la ropa (4,3%), barrer o pasar la aspiradora (3,6%), fregar los suelos (1,5%) y limpiar los cristales (1,1%).



Los comentarios están cerrados.