• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
18 Dic 2008

Las TIC alumbran la primera luz sobre la democracia directa: El Partido de Internet


Logotipo del Partido de Internet

La Red es el marco único de cosas maravillosas. Cosas excepcionales como campañas ciudadanas contra el terrorismo que se expanden mundialmente o sitios que trabajan abarcan el conocimiento de toda la humanidad gracias al trabajo colaborativo. Hay muchos más ejemplos.

Uno de ellos es una joven propuesta que pretende -nada más ni nada menos- que traer la democracia directa a nuestro país. Se trata del Partido de Internet. Cualquier persona puede formar parte de este partido (ya tiene más de 300 ‘cibermilitantes’), que tratará de instaurar un modelo “que permita a todo el mundo ser propietario de su voto, delegándolo a otras personas sólo si lo considera necesario (y no como ahora, que sólo se puede escoger entre delegar y no existir)”.

El DNIe, protagonista

Leyendo sus bases, podríamos destacar la 3:

“Los diputados del Partido de Internet se comprometen a votar en el Congreso de los Diputados lo que se decida proporcionalmente por Internet mediante el DNIe.”

Pero… ¿Cómo? Pues pese a la juventud de esta iniciativa, que partió del blog de un ‘teleco’ valenciano, ya hay una prometedora empresa TIC española dispuesta a ayudar: Tractis ha ofrecido gratuitamente el uso de su tecnología para votaciones y firmas mediante el DNI electrónico.

Lógicamente, el PdI no tiene ideología ni programa electoral. Es sólo una plataforma, un medio, una herramienta. Lo que cuenta es el uso que el ciudadano podrá hacer de ella. Es como un API entre el ciudadano y el poder legislativo. Su estructura tiene toda la lógica de Internet. Como sus miembros aseguran en las bases, “el PdI es un nuevo marco democrático que se constituye legalmente en España como partido político para llevar a cabo una revolución democrática de forma pacífica y cumpliendo con la legislación vigente”.

Software libre

Por cierto -y como no podía ser de otra manera-, desde el PdI aseguran que la plataforma de votaciones “será software libre para garantizar transparencia y seguridad”.

Plantean ser más de 1.000 personas para junio de 2009. En ese momento, “comienza el debate y definición de los detalles para constituir el partido”. Para un año después (junio 2010) pretenden ser 10.000, entonces “creamos el partido y con una ronda inicial de donaciones voluntarias planteamos un concurso público para que alguien programe la aplicación informática y liberarla bajo una licencia libre“.

Y en 2012… Elecciones Generales.

¿Crees que es una iniciativa viable? ¿Es una utopía o el único impedimento es la fuerza de la costumbre? ¿Votarías a un partido así?



Los comentarios están cerrados.