• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
21 Ene 2015

Más de 1.500 kilómetros de fibra óptica


rackYa se ha puesto marcha el inminente estreno de la Red de Ciencia y Tecnología de Castilla y León (RCTCyL), una infraestructura compuesta por más de 1.500 kilómetros de fibra óptica para conectar los campus universitarios de la región. Entre las mejoras que se derivan de esta iniciativa destacan su alta velocidad en el intercambio de datos y una robusta pasarela de información entre los centros de educación, ubicados en uno de los territorios más extensos de la Península Ibérica.

Esta iniciativa estará conectada con RedIRIS-NOVA, un nodo que depende de los ministerios de Economía e Industria y que acumula 14.000 kilómetros de despliegue. El proyecto no solo consiste en conectar universidades esntre si, también está prevista su aplicación a la red hospitalaria universitaria, centros tecnológicos e institutos de investigación. I+D+i. La Red de Ciencia y Tecnología está compuesta por once enlaces de fibra óptica o autopistas de la información:

  • Los cuatro iniciales de Salamanca-Béjar, Salamanca-Ávila, Ávila-Segovia y Burgos-Soria
  • El más reciente que unirá los campus de Salamanca y Zamora
  • Uno más para conectar los centros de Valladolid y Palencia
  • Otros tantos para unir León y Valladolid; Zamora y León; Burgos y Palencia y el último entre Ponferrada y León

En el año 2008, el Gobierno decidió poner en marcha el proyecto RedIRIS-NOVA que tenía por objetivo el diseño y despliegue de una red de fibra óptica propia, de ámbito nacional, para proporcionar a los centros de investigación y universidades de España los mejores servicios de conectividad, sin los que se dificultaría la participación en proyectos de investigación y desarrollo internacionales. RedIRIS ha pasado de la infraestructura RedIRIS-10 basada en enlaces de 2,5 y diez Gbps, que unía 19 nodos con todas las redes autonómicas e internacionales, a una red de fibra oscura que va a poder desplegar 80 circuitos de diez Gbps en 53 puntos de presencia en toda España.

A ellos se unen los amplificadores o regeneradores para cubrir distancias mayores de 80 kilómetros. Esta infraestructura, adquirida por 21 años en la península y 30 años en las Islas Canarias, proporciona acceso a la red de investigación mundial a través de la red pan-europea Gèant, una infraestructura de red de fibra oscura con un punto de presencia por país, que interconecta a 33 redes nacionales de investigación. Además, permite engancharse a redes de investigación de otras zonas del mundo como Internet2 (Estados Unidos), Canarie (Canadá), RedCLARA (América Latina), EUMEDCONNECT (Norte de África), UbuntuNet (este y sur de África), TENET (sur de África), TEIN3 (Asía Pacífica), SINET (Japón), CERNET, CSTNET (China) o ERNET (India).

La conectividad externa de RedIRIS se complementa con el acceso a la Internet Comercial Global a través de dos salidas a otros tantos proveedores de ámbito internacional. Además, tiene presencia en los puntos de intercambio nacional ubicados en Madrid y Barcelona.

Más información: Centro de Supercomputación de Castilla y León y RedIRIS



Los comentarios están cerrados.