• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
23 Mar 2018

Nace el Plan 300×100, la nueva estrategia del Gobierno para llevar fibra óptica de 300 Mbit/s a todo el país


El nuevo Plan 300×100 constituye una de las mayores apuestas de nuestro país para combatir la brecha digital e impulsar la transformación digital. Esta estrategia, presentada esta misma semana por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está dotada de un presupuesto de 525 millones de euros y permitirá llevar fibra óptica a 300 Mbit/s a todos los núcleos de población españoles, de forma que el 95% de la población quedará conectada a Internet mediante banda ancha ultrarrápida.

El despliegue del Plan 300×100 será ejecutado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, entre 2018 y 2021, y se cofinanciará mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), que aportará 395 millones de euros. Esta actuación constituye un gran impulso al Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA) puesto en marcha en el año 2013. Gracias a él, se completará el despliegue de fibra óptica en todos los núcleos de población de España, con especial incidencia en las pequeñas poblaciones y las zonas rurales.

La primera partida de estas ayudas, destinada a cubrir las actuaciones correspondientes a este año 2018, consta de 150 millones de euros (30 millones procedentes de los Presupuestos Generales del Estado y 120 con cargo al FEDER).

Actualmente, España ya cuenta con la red de fibra óptica más extensa de Europa, con 33,6 millones de accesos, cuando en el año 2012 solo había 1,9 millones. El 76% de la población dispone de cobertura de redes con velocidad de acceso a internet superior a 100 Mbit/s.

En el periodo 2013-2017, el PEBA-NGA ha concedido 216 millones de euros de ayudas públicas en proyectos para llevar la fibra óptica a 3,6 millones de viviendas y empresas. Este programa ha extendido las redes de banda ancha ultra rápida a 4.064 entidades singulares de población que antes no tenían cobertura.

Con el Plan 300×100 se da un renovado impulso a la conectividad de banda ancha ultra rápida, contribuyendo a reducir la brecha digital geográfica y a hacer frente al reto demográfico. El acceso a las redes de muy alta velocidad sitúa a las pequeñas poblaciones en igualdad de condiciones a las que disfrutan las áreas urbanas.

El despliegue de fibra que se conseguirá con el Plan 300×100 contribuirá también a un ágil despliegue de la tecnología 5G, situando a nuestro país entre los más avanzados en el desarrollo de esta nueva tecnología.

Las infraestructuras de comunicaciones de banda ancha de muy alta velocidad son la piedra angular de la transformación digital de la economía y la sociedad.



Los comentarios están cerrados.