• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
21 Oct 2009

“Nuestros usuarios no sólo oyen y ven, sino que interactúan con nosotros ¡y crean!”


Si quieres tener contenidos exclusivos como este antes que nadie, suscríbete ya a nuestra newsletter mensual
Rosalía Lloret

Para nuestra newsletter de octubre entrevistamos a la máxima responsable de Internet en Radio Televisión Española, Rosalía Lloret. Desde su cargo como directora de Medios Interactivos de la Corporación pública, Lloret es la responsable de RTVE.es.

Han pasado ya dos años y medio desde tu nombramiento y desde la existencia propia de tu cargo, y hoy RTVE.es es otra cosa. Hasta se maneja en Twitter y usa Facebook para permitir comentarios en retransmisiones importantes en directo. ¿Se ha avanzado todo lo deprisa y bien que tenías planeado cuando empezaste?

“No basta con ‘colgar’ los programas, hay que buscar el lenguaje especial que requiere Internet, que no es el de la tele o el de la radio”

En muchos casos, se ha avanzado más deprisa de lo que yo imaginaba. RTVE es una empresa grande y pública, por lo que tiene que someterse a muchas más reglas que las empresas privadas. Por ello, yo pensaba que se necesitaría bastante tiempo para llevar a cabo grandes cambios. Sin embargo, la evolución ha sido más rápida de lo esperado. El apoyo de toda la dirección de la Corporación a nuestro trabajo es total, y a medida que han salido a la luz nuestros primeros proyectos -y que han tenido gran éxito entre nuestro público- mucha gente dentro de la casa se ha entusiasmado, ¡y pide más!

Quizá donde aún queda por hacer sea en ‘TVE a la carta’.

Nos queda mucho por hacer en muchos sitios. Televisión Española, Radio Nacional, nuestra Orquesta y Coro, nuestro Instituto… crean una infinidad de contenidos e iniciativas interesantes que nos encantaría presentar bien en Internet, ¡y no tenemos manos para todos! Además, no basta con ‘colgar’ los programas o las piezas. Hay que adaptar los contenidos, complementarlos con otros, preguntar al público… en definitiva, buscar el lenguaje especial que requiere Internet, que no es el de la tele o el de la radio. Si no lo hiciéramos así, los usuarios nos terminarían dando la espalda. TVE a la carta, desde luego, es uno de nuestros proyectos estrella, y uno de los más demandados por nuestro público; por eso es uno de los proyectos en los que ya estamos trabajando para llevarlo a una nueva dimensión. De hecho, ya hemos superado los ‘siete días’ de archivo de la TVE a la carta en las webs especiales de todas nuestras series o programas principales. En las webs de Cuéntame, En Portada, Águila Roja, Amar en Tiempos Revueltos, la Señora, Muchachada Nui, Plutón Verbenero, etc. tenemos todos los capítulos disponibles de temporadas completas. En algunos casos, son cientos de episodios.

El reto de la corporación pública es la pluralidad, como muestra actualmente en sus anuncios. ¿Es plural la audiencia de RTVE.es o aún mantiene los patrones clásicos del internauta? ¿Habéis notado algúna evolución en su perfil durante esta nueva etapa?

“La audiencia en Internet es en general más joven que la de TVE, pero curiosamente en RTVE.es tenemos una audiencia madura muy importante”

La audiencia media de Internet en España es más joven que la de la televisión en general, y nuestra audiencia media es también algo más joven que la de TVE. Pero, curiosamente, en RTVE.es tenemos también una audiencia madura muy importante. Y esto es algo que nos encanta, porque eso significa que estamos contribuyendo a que parte de la población más madura también se conecte, y que se vaya eliminando esa ‘brecha digital’. La audiencia actual de nuestra web abarca todas las edades, ya que nuestros diferentes contenidos atraen a públicos muy distintos. Desde nuestra web infantil con Pocoyo, Lunnis, la Abeja Maya o Bob Esponja, pasando por los jóvenes de Muchachada, Radio3, En construcción; hasta los más adultos o maduros que ven Cuéntame o Amar en Tiempos Revueltos.

¿Qué tal están funcionando los blogs de RTVE.es? ¿Costó mucho que los profesionales acostumbrados al stand up o al prompter se sentasen a postear y a contestar los comentarios?

Increíblemente bien ¡Ya tenemos 120! Creo que esto responde a tu segunda pregunta… Obviamente hay gente a la que le cuesta un poco más y a la que le cuesta un poco menos. Algunos corresponsales, presentadores, locutores o periodistas postean más a menudo, interactúan más que otros, o llevan más los comentarios de los usuarios a sus programas de TV o radio. Estos son los blogs más exitosos, lógicamente. Pero en general todos los blogs están teniendo un éxito y una acogida espectacular. Los usuarios están encantados de conocer ‘de cerca’ e interactuar con los que ven en la tele u oyen en la radio Y el nivel de los comentarios de nuestros usuarios es fantástico.

En RTVE.es ¿se piensa en términos de audiencia o en usuarios? ¿Alguna novedad a la vista en cuanto a funcionalidades para estos últimos? ¿Habrá algún tipo de interactividad RTVE.es-canales TVE en la nueva TDT?

“Estamos haciendo pruebas para que el espectador interactúe desde su TV mediante Internet”

La audiencia en Internet se mide en usuarios únicos, aunque la palabra ‘audiencia’ no es adecuada para este medio: nuestros usuarios no sólo oyen y ven, sino que interactúan con nosotros ¡y crean! En cualquier caso, en RTVE.es no estamos enfocados a conseguir más usuarios. Nos importa y mucho que lo que hacemos les guste, le informe, le entretenga a cuanta más gente mejor, pero siempre con un foco claro en los contenidos de calidad, plurales, de servicio público. La interactividad es sin duda uno de los pilares de nuestro trabajo, y estamos llevándola a todos nuestros contenidos con nuestras propias herramientas, las de Facebook, Youtube, Twitter, etc. Nuestra pretensión es ir incluso más lejos, y que los usuarios puedan contribuir, opinar, crear y ver las recomendaciones de sus amigos en toda nuestra web. En cuanto a la televisión, estamos analizando y haciendo pruebas de sistemas que permiten interactuar (mediante Internet) en el propio televisor. La interactividad necesariamente será más limitada y simple de usar, puesto que estamos en el sofá, con la espalda hacia atrás, el mando y la pantalla más lejos de los ojos, pero habrá posibilidades muy interesantes, como acceder a TVE a la carta.

Que el periodismo está en crisis no es ninguna noticia. ¿Crees que el problema lo tiene la profesión o los medios y sus estructuras? ¿Está asegurado el periodismo social de calidad desde una empresa pública como RTVE?

Creo que, como siempre, las estructuras empresariales grandes tardan en adaptarse a las revoluciones, especialmente si ello supone recortar dimensiones, ingresos o espectativas. Pero no me cabe duda que el Periodismo está bien vivo y que es más necesario que nunca, puesto que ante la avalancha de información, siempre buscamos prescriptores que nos la filtren, pongan en contexto, expliquen… Desde una empresa pública como RTVE, nuestra labor -más que nunca- es asegurar que los ciudadanos acceden a una información completa, plural, independiente. Una información de calidad que se sostiene en una amplia red de corresponsales y en una clara penetración territorial, gracias al trabajo de los periodistas en todos nuestros centros territoriales. Debemos traer el mundo a España, y llevar España al mundo. Y debemos también poner en común toda la diversidad de España en nuestras noticias. En TVE, en RNE y en RTVE.es.

Por último, habéis puesto en marcha los INVI, que amplían su plazo. Cualquier persona puede presentar sus trabajos y hasta licenciarlos con Creative Commons, y daréis a conocer los ganadores en el marco de FICOD 2009. ¿Tenéis previsto darle continuidad? ¿Tenéis pensado algún certamen similar para ámbitos más estrictamente periodísticos?

Nuestra apuesta por los INVI es clara y permanente. Como Radiotelevisión pública, tenemos el compromiso de contribuir a la innovación, a la creación de contenidos audiovisuales en español y al fomento de esta industria. Y debemos hacerlo también en Internet, que como decía antes, es un medio con un lenguaje y posibilidades muy distintas e interesantes.



Los comentarios están cerrados.