• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
04 Sep 2014

Razones para dirigir tu educación universitaria hacia la economía digital


aulas

En la actualidad, los Profesionales en Contendios Digitales son las más demandadas en el mercado laboral, por ello han nacido perfiles que hasta el momento no existían y las universidades están desarrollando estudios enfocados a este sector.

La economía digital es uno de los principales motores de crecimiento de nuestro país, puesto que ejemplifica una gran oportunidad para la creación de empleo. La Comisión Europea ha estimado que se crearán 900.000 puestos de trabajo, dentro del sector digital, en la Europa del 2020.

Con estas expectativas de futuro, U-tad ha presentado 6 motivos para guiar la formación académica de los españoles a estudios de Grado orientados a la economía digital:

– Escoger una especialización académica enfocada a la economía digital supone una instrucción completa, como administración empresarial, creatividad, programación y conocimientos más técnicos, dependiendo del curso elegido.

– Se trata de un sector en auge puesto que los perfiles digitales son los más requeridos en el mercado laboral actual. Según el informe Pafet VII, realizado por AMETIC y la Fundación de Tecnologías de la Información, se prevé la creación de 370.000 nuevos empleos en esta división hasta 2017 y que cada puesto de trabajo generado en el sector TIC origina seis empleos inducidos. En la actualidad, el 70% de las compañías solicita profesionales especialistas en contenidos digitales.

– La formación digital nace de una oferta pedagógica novedosa que concentra innovación, creatividad, tecnología y gerencia de proyectos. Un nuevo concepto formativo que integra el empleo de metodologías y herramientas de aprendizaje virtual colaborativo, la gestión del talento encaminado al perfeccionamiento profesional y una perspectiva práctica del aprendizaje para el desarrollo de las habilidades y conocimientos en el panorama actual.

– Auge del emprendimiento digital, dado que es el mejor entorno en el que poner en marcha un proyecto. La economía digital es un campo lleno de oportunidades, donde están surgiendo nuevas empresas dedicadas a los contenidos, las TIC y el e-commerce. Los programas educativos impulsan el espíritu emprendedor con la obligación de crear conocimiento y progreso en contextos digitales.

Las TIC son el futuro: Según el informe Spain Digital Future in focus 2013 de comScore, España es el país líder en el uso de smarphones con un 66% de penetración, el 10% ya ha experimentado el e-commerce alguna vez y 17 millones de españoles navegaron diariamente en diciembre de 2012, un 9% más respecto al año anterior. Además, en 2012 casi 4 millones de españoles dueños de un smartphone también tenían una tableta y el acceso a redes sociales desde el móvil creció un 45% en un año, situándose en 4 las horas diarias que pasan los españoles en las redes. Estos datos revelan que las empresas deben incorporar perfiles adaptados a este sector que está continuo crecimiento.

– Según datos de la Comisión Europea, el sector digital genera cada año más de 100.000 nuevos empleos en Europa y en nuestro país cada vez se registran más ofertas de trabajo reclamando perfiles tecnológicos pero la realidad es que un alto porcentaje se queda sin cubrir. El motivo es que existe una falta de especialización por parte de los candidatos. Por ello, las compañías buscan talento e ideas innovadoras en este entorno empresarial en pleno proceso de transformación y necesita profesionales capaces de implementar ideas novedosas. A mayor especialización, mayores son las oportunidades de trabajo.

(*) Las cifras hablan por sí solas, por ello es imprescindible la formación especializada en la industria digital. Hoy en día, se han diseñado diferentes titulaciones que ofrecen soluciones a las necesidades existentes en las organizaciones. Pese a que este mercado está principalmente copado por hombres, cada vez son más las mujeres quienes están ocupando puestos directivos en multinacionales dentro de este sector.



Los comentarios están cerrados.