• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
12 May 2017

Series y tecnología: cuando las TIC se convierten en territorio de ficción


En la historia de la televisión, el inicio del siglo XXI quedará para siempre identificado como el punto de inflexión en que la calidad de la ficción televisiva alcanzó a la del cine e incluso llegó a superarla. Series como Los Soprano, Perdidos, Breaking Bad, The Wire y Mad Men, entre otras, han impulsado una industria paralela de contenidos, que hoy constituye una parte fundamental del sector.

Con la llegada de plataformas de pago como Netflix o HBO, que además operan como productoras, el universo de las series ya se ha consolidado como un fenómeno imparable, que además potencia el desarrollo de nuevas temáticas y subgéneros. La tecnología es uno de ellos y, hoy por hoy, inspira un buen número de producciones donde la innovación, el emprendimiento, el microcosmos de nerds y geeks, la robótica o la ciberseguridad se convierten en los nuevos escenarios donde enmarcar las tramas. De paso, nos hacen reflexionar sobre el futuro y las contradicciones de este mundo apasionante que es la tecnología. Como muestra, proponemos seis series en las que las TIC conforman el epicentro de la historia.

Black Mirror: Esta serie británica, creada por Charlie Broker y que en 2017 estrenará su cuarta temporada, ha arrasado en crítica y viralidad. Su argumento siempre gira en torno a cómo la tecnología transforma nuestras vidas y la manera en que, a veces, es capaz de sacar lo peor de nosotros. Esta idea, a diferencia de las series al uso, es el único nexo entre capítulos, ya que cada uno incorpora una historia distinta, con personajes nuevos e incluso géneros diferentes (comedia, drama, suspense…). Las redes sociales, la robótica, la inteligencia artificial o la omnipresencia del marketing digital son temas recurrentes, que aquí se tratan bajo una óptica filosófica y existencial, sin perder la atmósfera y el ritmo que caracteriza a las grandes series.

Mr. Robot: La ficción televisiva que mejor retrata el universo de los hackers, según aseguran ellos mismos. Cuenta las andanzas de Elliot Alderson (el actor Rami Malek), un hacker con múltiples trastornos de personalidad que experimenta una doble vida tecnológica. Por un lado, trabaja como ingeniero de ciberseguridad para una empresa informática. Por otro, dedica su tiempo libre al pirateo de grandes multinacionales, de la mano de un grupo de activistas que pretende alcanzar un nuevo orden mundial provocando el caos por Internet.

Halt and catch fire: Mientras unas series especulan con las sociedades distópicas que generará la tecnología, ‘Halt and cath fire’ juega a la inversa. Esta serie, impactante por su ambientación, recrea el nacimiento de la industria informática en los años ochenta, cuando las empresas surgían en garajes y desarrollaban prototipos que hoy nos parecen piezas de museo. En esta historia conviven ingenieros, visionarios y ‘tiburones’ de las finanzas, al estilo de las historias reales que protagonizaron en sus inicios los grandes gurús de la tecnología actual.

Silicon Valley: Este producto de HBO se desarrolla en el universo de las startups, las aceleradoras y los emprendedores informáticos, aunque con mucho menos glamour del previsible, gran alternancia de puñaladas traperas y una crítica altamente mordaz y en tono de comedia. Arranca con la historia de Richard Hendricks (el actor Thomas Middleditch), ingeniero informático que desarrolla una app musical en una incubadora dirigida por un tipo sin demasiados escrúpulos. Aunque la aplicación parece un desastre, el algoritmo de compresión de datos que incluye puede provocar una revolución.

Pure Genius: También ambientada en Silicon Valley, su principal personaje es un gurú y multimillonario de la tecnología, James Bell (Augustus Prew), que se asocia con un cirujano de prestigio para impulsar un hospital donde ayudar a enfermos a los que la sanidad regular ya no aporta soluciones, conjugando medicina con innovación tecnológica. Pese a durar sólo una temporada (2016-2017), ofrece ejemplos sorprendentes de cómo las TIC pueden contribuir a encontrar nuevas vías para salvar vidas y mejorar las condiciones de los pacientes.

Los informáticos (The IT Crowd): Serie de humor británica considerada la gran pionera del género. Se estrenó en 2006 y cuenta el universo cotidiano de los tres integrantes de un departamento informático, que ocupan un sótano gris mientras el resto de oficinistas disfrutan de unas maravillosas vistas de Londres. La serie exhibe una colección de tópicos y humor tecnológico que ha hecho las delicias de generaciones de auténticos informáticos.



Los comentarios están cerrados.