• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
05 feb 2010

Solidaridad en las redes sociales
0 Comentarios


Redes sociales y solidaridad

Las redes sociales son herramientas muy útiles para establecer conversaciones digitales con nuestros familiares y amigos, para compartir contenidos y conocer las últimas novedades del prójimo e incluso para mantener viva nuestra propia comunidad de contactos profesionales.

Existen todo tipo de redes sociales, algunas generalistas donde “está todo el mundo” cómo Facebook y Tuenti y otras redes sociales verticales catalogadas por temáticas, por lo que cualquier afición puede nutrirse en estas herramientas de la Web 2.0. Sin embargo, me planteo una pregunta: ¿Es posible realizar tareas solidarias a través del networking y el uso de las redes sociales?

La respuesta, aunque pueda parecer obvia, es clara: las redes sociales son, como era de esperar, herramientas utilísimas para la promoción de actos solidarios y para la concienciación social. En primer lugar, en ellas encontramos un gran cúmulo de usuarios registrados, cada uno con sus intereses propios, lo que nos permitirá plantear campañas de comunicación y publicidad segmentadas a partir de criterios de interés en función de nuestro público objetivo. Y esta publicidad direccional es sólo la punta del iceberg de lo que pueden llegar a ofrecer las redes sociales a las iniciativas solidarias.

Desde una página o un grupo en Facebook a favor de causas solidarias, muy habituales, se pueden conseguir grandes efectos sobre aquellas personas registradas en la red social si se actúa con estrategias correctas de social media. La inversión económica para mantener estas iniciativas es mínima y no comparable con otras acciones como el marketing telefónico, por lo que su ROI (Return on Invesment) siempre será de lo más interesante gracias a la captación de nuevos socios y sobre todo la llamada de atención sobre un tema concreto.

“Si Facebook puede convocar manifestaciones en todas partes, algo puede hacer para cambiar el mundo”, comentaba acertadamente el fundador de la red social, Mark Zuckerberg, en una de sus visitas a Madrid. No en vano, Facebook ya ha participado en acciones solidarias de envergadura como la llevada a cabo por Starbucks en diciembre del 2009, donde propuso que los consumidores colgasen en la red vídeos cantando la canción de Los Beatles “All you need is love”, donando la empresa dinero a luchar contra el SIDA en África por cada vídeo subido.

Lejos de Facebook y otras plataformas sociales nacen iniciativas solidarias independientes que cuentan con sus propios sistemas de interconexión entre usuarios. Tal es el caso de la red social Focax, que fue inaugurada en 2009 y que se dedica en exclusiva a albergar iniciativas solidarias y noticias sobre medio ambiente y tercer sector. La red social ofrece herramientas de comunicación como chat o videoconferencia en grupo para que la comunidad de usuarios converse y ofrezca sus opiniones.

La plataforma de ‘microblogging’ Twitter también tiene mucho que decir en ámbito el solidario. Sus escuetos mensajes de 140 caracteres son inversamente proporcionales a la inmensa capacidad de convocatoria que presenta esta plataforma social. Así, a través de Twitter se organizó en 2009 el “Twestival”, un festival mundial donde participaron altruistamente cientos de personas con el objetivo de recaudar fondos a favor de la ONG Charity Water, que aboga por la distribución de agua potable por las regiones desfavorecidas del planeta.

Aprovechemos esta “Conversación 2.0” y todo su potencial para traspasar las barreras que tradicionalmente impedían la transmisión de los mensajes solidarios por su elevado coste comercial y utilicemos las redes sociales como soportes eficientes para la concienciación social. Si actuamos en consecuencia, conseguiremos efectos positivos porque lo que se dice en Internet ya nos importa y nos atañe a todos.



Los comentarios están cerrados.

Tu opinión

¿Qué tipo de apps sueles bajarte en tu smartphone?

Resultados

TV en red

Twitter

Facebook