• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
31 Dic 2008

Un(os) comisario(s) para los contenidos digitales


La gestión del contenido es lo que le aporta valor

Una nueva figura profesional comienza a reflejarse sobre el músculo de la industria de los contenidos digitales. Y debe su primogénita esencia al arte. Se trata del ‘comisiario digital’.

Dicho así quizá nos asalten temores ligados a conceptos como ‘control’, ‘represión’ e, incluso, ‘castigo’. Pero nos referimos al ‘curador‘, que en español preferimos verbalizar como ‘comisario’:

En el arte contemporáneo, se da el título de curador a la persona que mejor produce conocimiento y que mejor representa una situación. (…) Además de la selección de obras, el curador es a menudo responsable de la redacción de etiquetas, ensayos para catálogos y otros contenidos que dan soporte a la exposición

Sobre esto anda escribiendo últimamente Juan Freire en su espacio en Soitu, y es sumamente interesante por la impresionante repercusión que esta hipótesis podría tener para la industria si se hiciera realidad. Según Freire:

Si los contenidos en la era digital se hacen extraordinariamente abundantes y se devalúan, ¿donde está el nuevo valor? Todo indica que se traslada a los nuevos “curators” [comisarios] digitales, susceptibles de convertirse en brokers del conocimiento si con su actividad concentran poder o beneficios económicos.

De esta manera, ¿quién puede ocupar esta nueva profesión? Para Steve Rubel, las marcas, la empresas de medios y muchos individuos se acabarán convirtiendo en comisarios digitales, cuya actividad principal no será ya la creación de contenido.

Freire, en su segunda entrega sobre el tema, se centra en la controversia sobre Google SearchWiki, un proyecto que Google anunció hace poco y que pretende integrar en los resultados de búsquedas los algoritmos propios de Google con las sugerencias de los usuarios. Citando al estudio de diseño Adaptive Pat, identifica tres modos de ‘comisariado’ de contenidos digitales:

  • basado en la comunidad
  • en editores
  • o en algoritmos

¿Es posible entonces asignar el papel de comisario digital global a Google? ¿Son los buenos editores y usuarios de comunidades online ya verdaderos comisarios? Al fin y al cabo, como dice Freire, “en el resultado de su trabajo se mezcla de un modo imposible de separar la inteligencia humana y la codificada en los algoritmos y la acción individual y la colectiva”.

Para acabar, este biólogo experto en innovación social en entornos digitales reflexiona sobre tres posibles futuros en torno a la figura del ‘comisario digital’:

  1. Un futuro caótico y pesimista, donde los comisarios acaban por fracasar
  2. Un futuro en el que algunos de los actores relevantes (ISP, grandes grupos mediáticos, etc.) consigan limitar la capacidad de acceso y remezcla de contenidos digitales.
  3. Un futuro de abundancia y libertad en que los usuarios, pero también las empresas, las marcas y todo tipo de organizaciones puedan construir sus propios filtros y extraer conocimiento útil para cada momento

¿Qué futuro te parece más apetecible? ¿Por cuál vale más la pena trabajar? ¿Qué figura profesional existente actualmente está mejor preparada para evolucionar (¿mutar?) en comisario digital? ¿Los periodistas? ¿Los programadores?

…¿Google?

Explora el tema en profundidad:

Imagen (cc): Documentación, biblioteconomía y documentación



Los comentarios están cerrados.