• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
18 Nov 2016

Víctimas de ‘ransomware’: mejor buscar ayuda en el INCIBE antes que dejarse extorsionar


foto-post-ransomware-recEl ransomware, una de las técnicas más utilizadas por los ciberdelincuentes, experimenta un crecimiento del 128%. Se trata de un tipo de extorsión de la que sobre todo son víctimas las empresas y que comienza con la introducción de un malware (software malicioso) a través de ordenadores o dispositivos móviles, que acaba secuestrando toda la información vital de la compañía.

Una vez ocurre, cuando la actividad de la víctima ha quedado paralizada, los autores exigen el pago de un rescate a cambio de desencriptar todos los archivos corporativos, en un plazo determinado de tiempo. Cuando concluye esta cuenta atrás, el precio del chantaje se duplica o la información es eliminada.

Para ayudar a las empresas ante este tipo de ataques a sus sistemas informáticos, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través del Instituto Nacional de Ciberseguridad, ha puesto en marcha un nuevo Servicio Antiransomware para pymes. Puede accederse a él a través de este apartado específico de la web del INCIBE y ofrece a las empresas información sobre cómo actuar en caso de ser infectadas, dónde pedir ayuda, cómo mitigar los efectos de la infección y cómo recuperar la información, además de aprender a evitarlo.

Para el INCIBE, es fundamental que las compañías afectadas no cedan nunca al chantaje, ya que pagar no garantiza la devolución del control de los equipos secuestrados y fomenta el negocio de los ciberdelincuentes. De hecho, el INCIBE advierte de que si se cede al chantaje se abre la puerta a nuevas extorsiones posteriores o a que se soliciten como pago cifras más elevadas.

Entre los consejos que ofrece este portal figura configurar y actualizar los sistemas de seguridad, hacer copias periódicas del sistema, instalar filtros antispam en el correo electrónico o incluir herramientas de control perimetral como cortafuegos, entre muchas otras.



Los comentarios están cerrados.