• Reducir  fuente
  • Aumentar  fuente
27 Jul 2012

Videojuegos y consolas desarrollados con crowfunding


 

Hace poco hablábamos de Shigeru Miyamoto, el genial creador de Super Mario o Zelda. Hasta hace poco, los videojuegos a los que todos jugábamos venían de la mano de grandes corporaciones, como la japonesa Nintendo, en la que siempre ha trabajado el reciente Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Pero este hecho está empezando a cambiar.

Si antes solo oíamos hablar de la Play Station o la Wii, ahora hay proyectos muy diferentes, alejados de la industria, como la consola de sobremesa Ouya, que es open source y que se financia a través de la página de crowfunding Kickstarter. En el momento en el que se escribe esto, el proyecto ha recaudado más de 5 millones de dólares. Los creadores de Ouya van a utilizar el sistema operativo Android para aprovechar el software y la comunidad en torno a él ya existente. La posibilidad de tener una consola sin restricciones en su funcionalidad es algo que los consumidores de videojuegos llevan demandando mucho tiempo, y parece que se hará realidad a partir de marzo de 2013.

España está empezando a apostar por el crowfunding para desarrollar videojuegos. Es el caso de la empresa gallega Gato Salvaje, que, también a través de Kickstarter, ha empezado a recaudar fondos para la continuación de su saga AR-K. Este videojuego, una aventura gráfica que se va resolviendo a través de puzles, fue el más vendido de su género durante el año pasado.

También los españoles Pendulo Studios han iniciado una campaña de crowfunding para realizar su próximo videojuego. La compañía ha desarrollado los exitosos Monster o Runaway: A Twist of Fate. Para su nueva aventura gráfica, Day One, Pendulo Studios quiere recaudar 300.000 euros pero espera llegar a los 750.000 para que sea tan larga y compleja como sus anteriores entregas.

Y Tú, ¿conoces otros proyectos de consolas y videojuegos desarrollados con crowfunding? Si es así, puedes dejarnos una reseña en los comentarios, en Twitter o Facebook.



Los comentarios están cerrados.